Consejo para el usuario.

Debemos ponernos en manos de profesionales. Los fisioterapeutas que ejercemos la profesión, debemos estar colegiados. Ésto es garantia, tanto para nosotros, como para nuestros clientes, pues requiere de un reconocimiento y garantia ante negligencias o accidentes.